Influencia del Parque Nacional Marino Ballena en los pobladores de comunidades vecinas

La Región Brunca, cuenta con cinco Parques Nacionales: Corcovado, Piedras Blancas, Marino Ballena, Internacional La Amistad y Chirripó. Estos espacios protegidos han influido de manera significativa en los habitantes de las comunidades circundantes

0
150
La pesca es la principal fuente de ingresos para los vecinos de la comunidad de Dominicalito

Cada 24 de agosto se celebra en Costa Rica el Día de los Parques Nacionales. Un Parque Nacional es un área delimitada que permite proteger y conservar la biodiversidad que se encuentra en él.

Estas áreas deben incluir muestras representativas de ecosistemas de significación nacional, mostrar poca evidencia de actividad humana, ofrecer importantes atractivos para los visitantes y tener capacidad para un uso educativo y recreativo de manera controlada.

A nivel nacional existen 28 parques nacionales, los cuales son administrados por el Sistema Nacional de Áreas de Conservación desde 1994, dependencia adscrita al Ministerio de Ambiente y Energía.

La Región Brunca, cuenta con cinco Parques Nacionales: Corcovado, Piedras Blancas, Marino Ballena, Internacional La Amistad y Chirripó. Estos espacios protegidos han influido de manera significativa en los habitantes de las comunidades circundantes, tanto de forma positiva con la generación de fuentes de trabajo relacionadas con el turismo, como de manera negativa debido a que la creación del parque representó para algunos la pérdida de la actividad económica a la que se dedicaban; como es el caso de los oreros en el Parque Nacional Corcovado.

En esta edición, se presentan diferentes opiniones sobre la influencia del Parque Marino Ballena en la vida de las personas de las comunidades vecinas. Este Parque se ubica en el distrito de Bahía Ballena en el cantón de Osa. Tiene una extensión de 171 hectáreas terrestres y 5375 hectáreas marinas. Fue creado mediante Decreto Ejecutivo el 14 de diciembre de 1989.

Julio Badilla, Presidente de la Asociación de Operadores de Turismo de Uvita

Julio Badilla, Presidente de la Asociación de Operadores de Turismo: “Nosotros como tour operadores nos pusimos muy molestos, cuando aquí en el sector de Bahía se sacaron los carros del parque. Pero quitamos ese parqueíto, y hoy hay 4 o 5 familias que viven del parqueo. Si lo hacemos en las otras partes del parque, van a haber muchas familias o grupos organizados que se van a sentir beneficiados”.

 

 

Rigoberto Umaña Hidalgo, Presidente de Tour Operadores y Pescadores Unidos de Dominicalito

Rigoberto Umaña Hidalgo, Presidente de Tour Operadores y Pescadores Unidos de Dominicalito: “Posterior a la creación del Parque Marino Ballena, como pescadores hemos tenido una afectación de un 100% puesto que no nos permiten pescar en esa área. Sin embargo, en la noche se ven dentro del parque luces de botes pesqueros desconocidos, a los que no se les da seguimiento; nosotros que somos de la zona y conocemos mejor que nadie la práctica de manejo responsable del recurso marino, con solo una vez que entremos al territorio del parque, es suficiente para perder la licencia, el equipo y enfrentar  procesos en los tribunales.

El Minae quiere marcar el Parque Nacional hasta el río Barú. Nosotros no estamos en contra del Minae, pero ellos son extremistas, quieren venir y de una vez vedar toda el área. Esto nos perjudica, debido a que aquí en Dominicalito la mayoría de pangueros no tienen un motor con capacidad y tamaño de lancha para que vayan a pescar a 10 o 12 millas allá adelante y son 80 familias que dependen de la pesca. Nosotros sabemos dónde están los criaderos y los protegemos como comunidad, por eso hoy por hoy aquí hay langosta, hay pescado y un montón de especies marinas.

Queremos trabajar de la mano con el Minae, queremos capacitación para nuestros pescadores, como proteger las áreas, como desarrollar proyectos; que Minae esté monitoreando que las cosas se hagan bien. Porque de todas maneras, el Minae no tiene la capacidad ni económica ni de personal para cuidar las miles de hectáreas de tierra que posee. Existen asociaciones que administran  una playa, como  es el caso de Playa Ventanas y en Dominicalito queremos hacer lo mismo”.

Vicente Vargas Madriz, vendedor de pipas en Bahía

Vicente Vargas Madriz, vendedor de pipas en Bahía: “Para mí,  la creación del parque toda es positiva, lo que es negativo es quien lo administra. Nosotros no nos beneficiamos del Minae, pero la creación del parque es un beneficio para toda la comunidad, porque yo que he visto esta comunidad crecer y la he visto como después de la creación del parque se ha conservado, la situación económica es mejor ahora. Cuando yo me criaba aquí la situación de las ballenas no se explotaba para nada, habían pescadores, pero la pesca es pura suerte, hay días que no se pesca nada y hay otros muy buenos. Ahora se sale a realizar los tours y desde que se sale con un grupo, el dinero va seguro en el bolsillo del tour operador, eso ayuda directa e indirectamente a la comunidad.

En mi caso, mi mayor beneficio es del turismo que viene a ver la Cola de la Ballena, el que entra caminado, que ya viene cansado, se toma una pipa o un refresco. El record de ventas mío aquí,  fue para el primer Festival de Ballenas, en un domingo con mi hijo vendí 368 mil colones. Yo  a la pipa lo único que le invierto es la pajilla  y el hielo.  Todos los días a las cinco  y media de la mañana, voy a la playa a buscar las pipas que voy a vender en el día”.

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here