Mercadeo como herramienta de crecimiento empresarial

0
76
Luis Diego Hernández Carvajal.
Periodista y mercadólogo
hdiegoc@gmail.com

Si quiere que algo suceda, hágalo. Esperar que las cosas sucedan no va a garantizar que puedan ser una realidad. Sobre esta premisa es que las micro, pequeñas y hasta medianas empresas (mipymes) deben basar su trabajo diario y en esa tarea de lograr posicionar su producto, ver en el mercadeo una herramienta para su desarrollo.

 

Es indudable la importancia de los emprendimientos empresariales como mecanismo de generación de empleo y como palanca del desarrollo, no obstante, su aporte al bienestar de la economía puede ser mayor si logran consolidarse y tener una mejor participación en el mercado.

Hablar de estrategias de mercadeo a quien instaló su negocio por “pura inspiración” y le funcionó puede resultar difícil porque va a creer siempre que su actuar es el correcto. Sin embargo, la experiencia ha demostrado que aquellas micro y pequeñas empresas que no trabajan por conocer los gustos de sus clientes y en la satisfacción de las necesidades que puedan tener, tarde o temprano serán absorbidas o desplazadas por la competencia.

Afirmar que las mipymes no realizan mercadeo también es una mentira, pues el diseño de un menú, la utilización de un logo o tener cuentas en redes sociales son esfuerzos que se realizan y son parte de las herramientas del mercadeo a que pueden recurrir, sobre todo porque la inversión es relativamente baja.

El asunto de la inversión es otro aspecto a considerar pues cuando se habla de mercadeo se piensa en gastos excesivos, cuando lo correcto es hacer inversiones muy bien estudiadas para que se obtengan resultados satisfactorios que se reflejen en la rentabilidad de la empresa.

Si hablamos en términos de estrategias que pueden emplearse, veamos algunas que las micro, pequeñas y medianas empresas pueden emplear para consolidarse en el mercado.

El primer aspecto a considerar es ver la empresa como una marca, para lograr que ocupe un espacio en la mente de los consumidores, cuidar de ese activo pues representa la imagen a proyectar ante los clientes.

Si cree que no ha logrado construir una marca, inicie con un proceso de benchmark, es decir, acérquese a su competencia, analice el comportamiento que están teniendo y cuáles son las mejores prácticas que desarrollan y resultan atractivas a los clientes para que logre aplicarlas en la empresa de una mejor forma y adaptada a lo que esperan sus consumidores.

Analice el entorno empresarial, dónde está ubicada, con cuáles negocios vecinos podría realizar una “alianza estratégica” en las que ambos puedan verse beneficiados con la atracción de nuevos visitantes. En esta práctica, considere cuáles son las creencias de la gente, las estructuras familiares, las expectativas que puedan tener, o sea, converse con las personas alrededor y así podrá saber cuáles son los productos y servicios que le interesan y lo más importante, estará en capacidad de sobrepasar los deseos y aspiraciones que puedan tener.

El merchandising también es una herramienta que puede utilizar. Haga su punto de venta más atractivo, aspectos como la rotulación externa e interna, limpieza y orden son imprescindibles si se quiere llamar la atención.

Analice su oferta de productos, la variedad que ofrece tanto en marcas como tamaños y adecue estas a lo que sus clientes esperan. El producto debe ser la estrella de su negocio por lo que una buena presentación del mismo es la clave para que se vuelvan irresistibles ante la mirada de quienes entran a su negocio.

Si se trata del precio, hágalo competitivo pero no el más barato. El factor precio es importante pero debe ir de la mano del servicio. Es mejor ser reconocido por un buen servicio al cliente que por tener los precios más bajos. Con un precio bajo, los clientes visitarán el negocio una vez, con un buen servicio se asegura que la experiencia de los visitantes sea placentera y quieran volver a tratar con usted.

Realice promociones atractivas. Muchas veces no se trata de rebajar el precio, sino de sorprender a los clientes con un regalo que no espera, con asegurarle la disponibilidad de un producto. Evite las guerras de precios con la competencia, son desgastantes y al final, nadie resulta ganador.

Haga inversiones en publicidad en los medios de comunicación de su región. Esa práctica le asegura llegar a sus clientes, darse a conocer y tener presencia en la mente de los consumidores. Los medios locales ofrecen ventajas en cuanto a precios y distribución, además, podrá decir que su empresa ya está creciendo.

Finalmente, piérdale el miedo a mercadear, bríndele a su negocio y a su esfuerzo por mantenerlo, la oportunidad de crecer y desarrollarlo más. Si no tiene seguridad de cómo hacerlo, consulte con un especialista en mercadeo, están para ayudarle, para darle la orientación que necesita para que usted y su empresa prosperen y todos nos beneficiemos.

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here