CAMOTES ¡Estrellas de la huerta tropical!

27 junio, 2018 3:03 pm

Por Jessica Benavides y Edward Bernard. 

Hay un grupo de cultivos nativos que cultivamos en nuestra huerta tropical todo el tiempo. Son fáciles de cultivar, productivos, deliciosos y muy nutritivos. Una de estas “súper estrellas” de la huerta es el camote. Las tribus indígenas de América Central y del Sur los cultivaban en una variedad de colores y formas.

Los hogareños en los trópicos pueden aprovechar esta maravillosa planta para proporcionar un suministro abundante de alimentos nutritivos para la familia. Estos tubérculos son una buena fuente de harinas, vitamina A, B1, B2, C, calcio, fósforo y hierro. Y pocas personas saben que las frondosas hojas de las plantas, también se pueden preparar como un plato de espinacas, que es delicioso y altamente nutritivo.

Los camotes tienen largas enredaderas y flores lavanda pálida, que rara vez producen semillas. En cambio, la planta ha evolucionado para reproducirse por tallos vegetativos. Por lo tanto, para cultivar camotes en su jardín, necesita los tallos de las plantas maduras para empezarlos a producir.

Si no puede encontrarlos, no se preocupe. Así es como se hace. La próxima vez que vaya de compras al supermercado o al mercado local, seleccione algunos camotes de primera calidad. A menudo puede encontrar una variedad de piel púrpura con un interior amarillo que es muy dulce. Y una variedad de piel rojiza, que es naranja en el interior que no es tan dulce. 

En casa puede tomar un tubérculo mediano y sembrarlo en una maceta de 8 pulgadas con tierra regular. Siembre de modo que la mitad del tubérculo con el extremo del tallo que quede fuera del suelo. Cuando crecen bien, podrá recortar los tallos frondosos para sembrar. Estos tallos deben tener al menos 12 pulgadas de largo y se pueden sembrar directamente en una era bien enriquecida con abono orgánico, de aproximadamente 2 pulgadas de profundidad y 2 pies de distancia.

En aproximadamente una semana, los tallos se recuperarán y comenzarán a producir nuevas hojas.
A medida que las plantas prosperan, es importante cultivar el suelo alrededor de la base de cada planta, al igual que los jardineros hacen para el maíz, el taro y el maní. Esto estimula las plantas para producir más tubérculos. En 3 a 4 meses las nuevas hojas cubrirán toda la era de la huerta, y los nuevos camotes estarán listos para cosechar. Puede desenterrar unos pocos a la vez, o cosecharlos todos, y volver a sembrar los tallos para mantener un suministro continuo de camotes en la huerta.

Recuerde, también, que las hojas de los tallos son un excelente sustituto de espinacas. Esto es particularmente una buena noticia para los jardineros que viven en las regiones más cálidas del país donde las espinacas no crecen bien. Las raíces cosechadas pueden secarse al sol por un día y almacenarse en un área seca y sombreada. Los Camotes son deliciosos y se prestan para muchos platos creativos.

Alina Cordero
Comparte en tus redes sociales:
Categorías Relacionadas: