La gente no se enferma por visitar hospitales

14 mayo, 2018 2:24 pm

Prensa CCSS

Tiene más riesgo la punzada de una planta o la mordida de un perro, que la exposición por solamente llegar al hospital.
• La gente no tiene por qué temer a las bacterias en los hospitales, ya que también las tienen en sus casas.
• Retiro de medicamento no se relaciona con infecciones asociadas a la atención.
• No existe prueba de que medicamento Propofol esté contaminado, está en proceso investigación para determinar causa de los 8 eventos adversos.

El   mundo no es estéril a microorganismos, diariamente convivimos con ellos y las bacterias son el ser vivo más abundante en el planeta, “la gente no tiene por qué temer a las bacterias en los hospitales, ya que también las tiene en sus casas”, indicó el doctor Álvaro Avilés, jefe de infectología del hospital México.
Según el galeno, “tiene más riesgo la punzada de una planta o la mordida de un perro, que la exposición por solamente llegar al hospital”. Agregó que la gente no se enferma porque visita un hospital de la CCSS.
Estos seres vivos imperceptibles a la vista viven en nuestra piel, boca, intestinos, oídos. “Están donde vivimos, donde trabajamos, incluyendo los establecimientos de salud y solo algunas hacen daño a las personas si se dan las condiciones”, comentó Avilés. 
Explicó que en los centros médicos de la institución diariamente se realizan actividades de supervisión y vigilancia, siempre se está mejorando los procesos y los reportes de infecciones se analizan para minimizar el impacto, “de modo que es un proceso constante y dinámico, no es un evento aislado”.
Añadió que las infecciones asociadas a la atención de salud (IAAS) dependen de que una persona pueda estar no solo en un hospital, pues ese mismo riesgo existe en una casa de cuido de adultos mayores, en un albergue o en un centro de cuido infantil, las personas puedan enfermar.
“En todos aquellos lugares donde las personas conviven varias horas se comparten microorganismos y si se dan las condiciones, pueden enfermar a la persona” enfatizó el galeno.
Una infección es la reacción del cuerpo que se inflama para defenderse de alguna bacteria u otro microorganismo.
Según indicó el médico, estas infecciones se ven con cuidado en los hospitales porque las bacterias aprenden a defenderse ante el uso de medicamentos y para eso existen estrategias de prevención y de corrección como es el uso de antibióticos o cirugía.
Avilés comentó que la condición de los pacientes varía según el modo de adquirir la infección. “No es lo mismo que una persona adquiera una neumonía en el hospital a que tenga una infección de piel después de una cirugía”.
Añadió que se debe considerar si el paciente tiene factores de riesgo. “Si no los tiene, la probabilidad de infección es muy baja, en este caso los antibióticos colaboran con el sistema de defensas de la persona para que se recupere sola”.
Lo contrario sucede cuando se trata de personas con cáncer, sida, que tienen un trasplante o un accidente grave, ya que al tener reducida “su capacidad de defensa puede afectarse por bacterias más graves”.
El galeno explicó que las infecciones por bacterias como Serratia o la “come carne” son situaciones esporádicas en los centros médicos.  “Come carnes tenemos todos los días en una cantidad que puede ser no menos del 15%, que se considera sana y que no ha desarrollado la enfermedad porque la bacteria convive en una relación amistosa con la persona. Solamente si se dan las condiciones adversas es que se expresa el problema” acotó.
De igual manera el doctor Taciano De Lemos Pires, director del hospital Calderón Guardia ante informaciones erróneas en relación a la muerte de bebés prematuros en diciembre pasado, aclaró que “los estudios determinaron que las muertes obedecieron a factores propios de su condición de prematuridad y no por la bacteria”.
 

Retiro de medicamento no se relaciona con IAAS

El retiro del medicamento Propofol no se relaciona con infecciones asociadas a la atención de salud, obedeció al reporte de 8 eventos adversos en dos hospitales de la institución.
Cabe destacar que 7 200 pacientes recibieron este medicamento en toda la red de servicios de la CCSS durante el primer trimestre de 2018.
Tampoco se ha confirmado que el lote estuviera contaminado. Existe una investigación en proceso que determinará la causa de los eventos adversos reportados. 
El doctor Albin Chaves Matamoros, director de Farmacoepidemiología de la Institución aseguró que todo medicamento tiene reacciones y efectos adversos, mismos que deben ser valorados por el personal de salud al momento de realizar una prescripción de un tratamiento.
El doctor Avilés añadió que “no siempre se podrá garantizar que los medicamentos sean estériles ni que no generarán eventos adversos, si fuera así, no sería posible el uso siquiera de acetaminofén o aspirina”.

CCSS mantiene IAAS en nivel bajo

Veintisiete centros médicos de la CCSS mantienen en un 2% las infecciones asociadas a los servicios de salud (IAAS), indicador que está muy por debajo de otras naciones del mundo.
Lo anterior obedece a que los centros médicos de la CCSS aplican diariamente medidas de limpieza y desinfección para dar seguridad durante la atención a los pacientes, a los visitantes y al personal.
La institución invierte importantes recursos en equipo no reutilizable para la atención de pacientes, pues reduce las probabilidades de daño por reacción química o infecciosa, “es una práctica de orden internacional no exclusiva de la medicina privada” afirmó Avilés.
Añadió que hay equipos que por su naturaleza no se pueden descartar. En estos casos, “la limpieza y desinfección se realiza según las recomendaciones de los fabricantes y de las comisiones de epidemiología que vigilan las infecciones asociadas a la atención”, acotó. 
Alina Cordero
Comparte en tus redes sociales:
Categorías Relacionadas: