POLICÍA DE TRÁNSITO ALERTA A CONDUCTORES Y PEATONES POR RIESGOS PRODUCTO DE PRIMERAS LLUVIAS

6 abril, 2018 9:46 am

Prensa MOPT 

  • Mezcla de agua con aceite acumulado en carretera genera sustancia resbaladiza.
  • Bajar la velocidad, guardar más distancia con otros vehículos y estar más atentos son algunos consejos.
  • Peatones deben visibilizarse más con ropa clara o reflectante.

La confluencia del agua de las primeras lluvias con el aceite y combustible, acumulado en las carreteras durante todo el verano, generan una “película jabonosa” que aumenta el riesgo de accidentes en carretera por derrape, tanto en carros como en motocicletas.
Esta es solo una de las situaciones que advierte la Dirección de Tránsito, a propósito de las lluvias que se han presentado en diferentes lugares del país en estos primeros días de abril.
El Director de la Policía de Tránsito, Comisario Mario Calderón, puntualizó que dentro de las principales conductas que influyen en accidentes, tanto leves como graves, es que producto de la lluvia, se viaja más lento, entonces aumentan los tiempos de traslado. Como consecuencia, nadie quiere ceder espacio en la carretera y para que nadie se “cuele”, muchos conductores se pegan mucho al vehículo de adelante, para reducir espacio, algo que aumenta los choques leves.
“Son choques sin mayor daño material o personal, son los típicos roces entre bumpers. Pese a ello, no utilizan la conciliación y llaman a la Policía de Tránsito, lo que obliga a desplazar oficiales de sitios donde están regulando para atender el choque. Por otro lado, al esperar la llegada del oficial, y no conciliar, dejan los vehículos en la carretera y eso también genera congestionamiento. Solo en el primer trimestre del 2018 hemos atendido 21.343 accidentes, esa cifra equivale a unos 10 accidentes por hora, uno cada 6 minutos”, explicó Calderón.
Verificar que el aire acondicionado y las escobillas del vehículo estén en buen estado, para evitar empañamiento y falta de visibilidad por lluvia, respectivamente, son consejos de las autoridades de Tránsito.
Revisar que todas las luces funcionen adecuadamente permite evidenciar la presencia de otros vehículos en las vías. No esperar a que anochezca para encender las luces es vital, pues según las condiciones climáticas a mitad de la tarde la oscuridad puede ser importante, producto de la lluvia y hasta de la neblina.
La misma recomendación de luces va para los motociclistas y ciclistas, que con más razón deben portar ropa reflectante de la luz y una luz encendida, las 24 horas del día, para hacerse más visibles.
En el caso de los motociclistas y ciclistas, el Comisario quiso enfatizar en sus consejos, y les pide tener cuidado con los derrapes, sea al pasar por tapas de alcantarilla o la línea férrea, pues estos metales se vuelven resbalosos al contacto con el agua. Lo mismo ocurre con los famosos “muertos” o reductores de velocidad, en su modalidad de montículos de asfalto o de tachuelones metálicos.
Guardar la distancia en lugar de reducirla, respecto a otros vehículos es, entonces, una recomendación que no está de más. La paciencia, la sensatez, el sentido común y la razonabilidad deben privar en los conductores, ya que la ira no hará que lleguen más rápido a casa, citó Calderón.
De igual manera, en condiciones de carretera mojada el vehículo tarda más en frenar, se desplaza por más espacio antes de detenerse, de tal forma que es más que evidente la necesidad de reducir la velocidad cuando llueve. La principal causa de muerte en carretera, en el primer trimestre del año, fue el exceso de velocidad, que cobró la vida de 29 personas. También, el 45% de los 107 decesos, es decir, 48 personas, murieron mientras viajaban en motocicleta y 8 en bicicleta.
Asimismo, 13 peatones han muerto en situaciones en las que se les achaca a ellos mismos una imprudencia que les cobró la vida a la hora de cruzar una carretera, por lo que se insiste en que usen los semáforos y puentes peatonales disponibles y que procuren utilizar ropa clara o reflectante de la luz para hacerse más visibles a los ojos de conductores, cuando llueve. El mensaje va con particular énfasis a los papás, para que instruyan a sus hijos que van a la escuela y el colegio.